Síguenos en:

CONSEJOS DE SEGURIDAD

CrediScotia toma una serie de medidas para garantizar la seguridad y confidencialidad de tu información. Sin embargo, es importante que conozcas qué medidas adicionales debes tener en cuenta para asegurar tu información personal.

Uso seguro de tu computadora

Para hacer transacciones a través de nuestra página, debes verificar la dirección de la misma en la parte superior de su navegador: www.CrediScotia.com.pe. Preferentemente escribe la dirección de CrediScotia en Línea en la barra de direcciones de tu navegador; nunca hagas clic en enlaces que lleguen a través del correo electrónico.

  1. Protege tu privacidad.
  2. Usa programas antivirus.
  3. Protege tu conexión a Internet.
  4. Usa navegadores soportados y seguros.

1. Protege tu privacidad

  • Nunca enviamos correos electrónicos solicitando información confidencial, como número de tarjeta o PIN. No solicitamos a través de correos electrónicos la validación de tu información personal ni la reactivación de cuentas. No respondas este tipo de mensajes, repórtalos a nuestra Banca Telefónica:
  • Desde Lima: 211-9000
  • Desde provincias: 0-801-1-9000
  • Desde el extranjero: (511)211-9000
  • Memoriza tus claves de tarjeta, no las anotes. Si sospechas que tus claves han sido capturadas por alguien más, cámbialas de inmediato a través de nuestra red de cajeros.
  • Nunca compartas tu información personal, tampoco la envíes a través de correos electrónicos o servicios de mensajería.
  • Evita utilizar programas o sistemas para grabar contraseñas. Este tipo de programas envían tu información confidencial a terceros.
  • Lee con detenimiento los contratos de uso de software, programas gratuitos (freeware) o servicios de Internet, y evita aquellos que permitan el ingreso de terceros a tu computadora o tu información.
  • Escribe siempre nuestra dirección www.crediscotia.com.pe, o grábala en tus Favoritos.
  • Nunca dejes tu computadora sin atención mientras mantengas una sesión de CrediScotia en Línea. Si vas a ausentarte, termina tu sesión y cierra el navegador.
  • Nunca prestes tu tarjeta (de débito o crédito), y mantenla siempre a la vista durante cualquier transacción financiera.
  • Verifica el estado de tus cuentas con regularidad.
  • Reporta tus tarjetas perdidas o robadas a Banca Telefónica de inmediato:
  • Desde Lima: 211-9000
  • Desde provincias: 0-801-1-9000
  • Desde el extranjero: (511)211-9000

2. Usa programas antivirus

Cada vez que utilizas tu computadora conectada a Internet existe el riesgo de que se infecte con algún virus, gusano o programas intrusos destinados a robar información conocidos como Caballos de Troya. Un virus puede modificar o borrar un archivo, mientras que un Caballo de Troya puede instalar keyloggers, 4spywares y otros programas para capturar información privada. Como consecuencia, se puede dañar la información de tu computadora o poner en riesgo tu información personal.

Recomendaciones

  • Utiliza sistemas antivirus probados y que se actualicen periódicamente.
  • Solo descarga programas, o software, de sitios confiables.
  • Nunca aceptes archivos adjuntos a menos que estés plenamente seguro de su autenticidad.
  • Asegúrate de utilizar un software con la debida licencia.
  • Ten cuidado con programas gratuitos que te permiten un acceso más rápido a Internet o búsqueda gratuita de virus en tu correo. En algunos casos puedes permitir, inadvertidamente, que terceros tengan acceso a información confidencial a través de la firma del acuerdo de uso de estos servicios.

3. Protege tu conexión a Internet

Las formas de conexión a Internet han evolucionado, desde el uso de líneas telefónicas hasta el empleo de sistemas de alta velocidad que permiten una conexión permanente. Sin embargo, estas facilidades podrían ser aprovechadas por un tercero para tener acceso a tu computadora vía Internet y, por consiguiente, a la información confidencial que puedes guardar en ella.

  • Deshabilita los directorios compartidos de tu estación de trabajo. Esta es una facilidad que ofrecen algunos sistemas, especialmente Windows, pero que puede resultar insegura si no se toman medidas apropiadas, como el uso de contraseñas complejas.
  • Instala un firewall personal. De esta forma, evitarás cualquier acceso no autorizado a tu computadora.
  • Mantén tu computadora actualizada. Periódicamente los fabricantes de software publican actualizaciones y parches para sus aplicaciones, los cuales debes instalar, ya que garantizan un mayor grado de seguridad para tu computadora.
  • Si cuentas con una red inalámbrica (wireless) en tu domicilio, te recomendamos tomar en cuenta las siguientes prácticas de seguridad:
  • Usa encriptación: habilita el mayor nivel de encriptación de tus dispositivos inalámbricos. Los más nuevos utilizan WPA (Wi-Fi Protected Access), mientras que los más antiguos emplean WEP (Wired Equivalent Privacy). Estos sistemas permiten proteger toda la información que viaja desde tu computadora hasta el dispositivo inalámbrico y, además, evitan el uso no autorizado de tu conexión a Internet por parte de terceros.
  • Cambia la contraseña que viene por defecto en tus dispositivos. Así evitarás que otros ingresen a ellos y alteren su configuración.
  • Cambia el SSID (Service Set Identifier). Este es el nombre único que tiene tu red inalámbrica. Es necesario contar con este dato para acceder a una red inalámbrica, por lo que se recomienda cambiar el nombre asignado por el fabricante por defecto por otro que sea difícil de adivinar.
  • Suprime la difusión (broadcasting) de tu SSID: este mecanismo evitará que tu red inalámbrica pueda ser identificada por terceros y, sumado a la anterior recomendación, incrementará el nivel de seguridad de tu red.

4. Usa navegadores soportados

Gracias a la encriptación proteges tu información cuando esta se traslada de un sitio a otro, haciendo imposible su lectura por terceros salvo por ti. De esta forma se evita que dicha información pueda ser revisada por un tercero no autorizado, y a mayor nivel de encriptación más difícil que ocurra un acceso no permitido.
CrediScotia en Línea está probado para trabajar con navegadores que cumplen con los más altos estándares de seguridad y niveles de encriptación. Recomendamos utilizar navegadores con un nivel de encriptación de 128 bits.

Prácticas generales de seguridad

Queremos tu máxima seguridad, por eso tú también debes desempeñar un papel importante en la protección de tu información personal. Como complemento de nuestra sección «Uso seguro de tu computadora», te presentamos algunas recomendaciones que te ayudarán a mantener tu información segura.

Qué hacer

  • Mantente informado y sigue las nuevas recomendaciones de seguridad que aparecen con el tiempo.
  • Protege tus claves secretas (PIN) y los datos de tus cuentas y números de tarjetas. De esta forma protegerás tu dinero.
  • Memoriza tus claves secretas, no las anotes, ni mucho menos las mantengas cerca de tus tarjetas.
  • Cambia tus claves con frecuencia.
  • Sé cauteloso al momento de brindar información personal y deberás estar seguro sobre a quién se la entregas cuando establezcas un nuevo vínculo comercial. Averigua por qué te la solicitan y cómo será utilizada, en función a esta información decide si es relevante entregarla o no. No utilices medios como el correo electrónico, el teléfono o Internet para enviar este tipo de información.
  • Cambia tus claves con frecuencia.
  • Destruye tus tarjetas de crédito expiradas.
  • No compartas documentos que contengan información acerca de tus cuentas. En el caso de existir copias, destrúyelas.
  • Destruye documentos con ofertas preaprobadas de tarjetas de crédito a las cuales no has respondido.
  • Porta únicamente las tarjetas que vas a utilizar, no transites con todas tus tarjetas de crédito y/o débito, salvo las necesarias.
  • Reporta tarjetas o cheques perdidos o robados de inmediato.
  • Notifica a tu banco o a la policía sobre cualquier actividad que consideres sospechosa.
  • Guarda chequeras y estados de cuenta en un lugar seguro.
  • Revisa el estado de tus cuentas con frecuencia.
  • Firma la parte posterior de tus tarjetas apenas las recibas.
  • Comparte nuestras recomendaciones con amigos y familiares.
  • Sigue nuestras recomendaciones de la sección «Uso seguro de tu computadora».

Qué no hacer

  • No respondas a mensajes de correo no solicitados que te piden registrar información confidencial, como números de tarjetas y claves secretas.
  • No descuides tus tarjetas de crédito y débito. Mantenlas siempre a la vista mientras realizas cualquier transacción.
  • No descuides tus tarjetas cuando no las utilices.
  • No compartas información confidencial, mucho menos a través de medios como el teléfono, Internet o el correo electrónico.
  • No dejes a la vista tus documentos bancarios, como cheques o estados de cuenta.

Otros canales

Adopta los hábitos siguientes cuando utilices tus tarjetas.

En cajeros automáticos

  • Antes de utilizar el cajero automático, verifica que dentro de la ranura donde se introduce la tarjeta no haya ningún material extraño.
  • Cuando digites tu clave secreta, asegúrate que nadie la vea.
  • No escribas la clave de tu tarjeta en ningún documento que pueda estar al alcance de terceros.
  • No te retires del cajero hasta haber terminado tu transacción.
  • Si te ves obligado a salir del cajero automático antes de terminar tu transacción, anula la operación digitando la tecla «Cancelar».
  • No aceptes ayuda de nadie dentro del cajero automático.

En agencias

  • El uso de teléfonos celulares o radios dentro de las oficinas no está permitido. Por lo tanto, si ves a alguien usándolos o detectas alguna situación extraña, comunícalo inmediatamente al Gerente de Oficina o al efectivo PNP de servicio.
  • Cuenta siempre tu dinero en ventanilla, no en la sala de espera.
  • No permitas que otras personas se te acerquen mientras estés realizando alguna operación en ventanilla.
  • No comentes con personas extrañas ningún tema relacionado con tus negocios, transacciones o cuentas bancarias.

En Banca Telefónica

  • Para realizar pagos y transferencias a través de nuestra Banca Telefónica deberás prerregistrar los números de teléfonos autorizados (directos o celulares) desde los cuales podrás hacer dichas operaciones. El prerregistro lo puedes hacer en CrediScotia en Línea o en nuestros cajeros automáticos.